¿Cómo se solucionaría la escasez de gas doméstico en Venezuela?

¿Cómo se solucionaría la escasez de gas doméstico en Venezuela?

Una solución sería la implementando de programas masivos de gasificación de metano, según expertos

Venezolanos no solo deben enfrentar los altos costos de la vida, sino también las contantes fallas en los servicios básicos, cortes eléctricos, falta de agua, colas para surtir de gasolina; sumado escasez de gas domestico en todo el territorio nacional.

Las protestas por gas domestico se ha convertido en una constante, en una país donde 89 % de la población venezolana utiliza gas propano que se vende en bombonas, para cocinar. Mientras que el resto del país utiliza gas metano, que se distribuye mediante tuberías.

En este sentido, ciudadanos alegan llevar más de un mes sin gas en el interior del país, mientras que en Caracas hay zonas que pueden demorar hasta 15 días esperando por la distribución de gas.

"Vamos a distribuir leña por escasez de gas"

Ante esta problemática este jueves el Mayor General Ovidio Delgado Ramírez, Comandante de la REDI No. 2 los Andes, anunció una campaña de recolección y distribución de leña para sustituir al gas doméstico. 

“En esta represa hay gran cantidad de árboles que arrastran los ríos cuando el torrente es más fuerte, ayer empezamos a cortar esos árboles y vamos a empezar una campaña con nuestros compañeros representantes políticos para repartir leña a las personas”, dijo el general.

Los comentario comentarios en rechazo a las declaraciones del Mayor General no se hicieron esperar en las redes sociales, usuarios alegaron que este “plan lena” sugerencia sería volver a la prehistoria y no solucionaría el problema que presenta todo el territorio nacional ante la falta de gas doméstico.

Previous
Next

La solución está en el gas metano, según experto

Experto citados por el portal web Cinco8, afirmaron que la solución ante la escasez de gas doméstico en Venezuela, sería implementando programas masivos de gasificación de metano, que es más económico, eficiente y abundante.

“Mientras más hogares se pasen al metano en las ciudades, se irán liberando volúmenes de propano para proveer las zonas donde es más difícil montar estas redes de distribución por tuberías, como las áreas rurales” explicó Antero Alvarado, profesor universitario y Director Regional en Gas Energy

También detalló que otro mecanismo que se puede usar son los llamados gasoductos virtuales: distribuir gas natural licuado en camiones cisterna especialmente diseñados para eso. Pero esta opción implicaría construir instalaciones de licuefacción o importar el gas natural licuado.

Sin embargo, afirmó que mientras el país no pueda hacer las grandes inversiones que son necesarias para construir nuevas redes de distribución de gas metano, se debe importar el propano que cubra el déficit.

De igual modo agregó que se deben aplicar nuevas tarifas para que ese negocio sea rentable. “Hay que recuperar las infraestructuras de extracción y fraccionamiento de gas natural licuado y apoyarse en nuevas tecnologías como los gasoductos virtuales”.

¿Qué motivó la escasez de gas en Venezuela?

Experto aseguró que la escasez del gas domestico se debe a las malas prácticas en sus operaciones de extracción y distribución, el manejo inadecuado de los yacimientos, el deterioro en la infraestructura de esta industria y la pérdida de las propiedades originales del gas necesarias para la extracción efectiva de propano. 

Además, hoy en día solo se produce gas propano en la región del norte de Monagas, en el área de Santa Bárbara, Jusepín y El Furrial. La producción nacional de propano debe estar sobre los 20.000 barriles diarios, para satisfacer el 65 % de la demanda nacional. Mientras que en el Occidente del país no se produce desde 2008.

"La comercialización de propano está sufriendo por los mismos factores que han producido escasez en tantos otros rubros: los controles de precios"

En este sentido, Alvarado explicó que el precio actual no representa ni los costos de producción. En la región, un cilindro de 10 kg cuesta alrededor de 15 dólares, mientras en Venezuela está regulado en 0,3 dólares.

La escasez está provocando que su precio real en la calle termine siendo el del mercado internacional, un patrón similar al que hemos visto con la gasolina. 

Daiana Orellana
Periodista
Públicado: sábado, 24/10/2020 - 02:58 AM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *