¿Cómo se elige el presidente de EE.UU y por qué no siempre gana el candidato más votado?

¿Cómo se elige el presidente de EE.UU y por qué no siempre gana el candidato más votado?

Formato de elecciones presidenciales estadounidenses

Cuando los estadounidenses acuden a las urnas en elecciones presidenciales, a pesar de que, en la boleta aparecen nombres del candidato por cada partido (Donald Trump y Joe Biden en este caso) en realidad están votando por un grupo de funcionarios que forman el conocido como “colegio electoral”.

¿Cómo se elige el presidente de EE.UU. y por qué no siempre gana el candidato más votado?

¿Cómo funciona el colegio electoral?

El número de electores de cada estado es mayoritariamente proporcional al tamaño de su población. El colegio se compone de 538 electores en total.

California tiene el mayor número, 55, mientras que una serie de estados poco poblados como Wyoming, Alaska y Dakota del Norte (y Washington DC) tienen un mínimo de 3.

Los seis estados con más delegados son California (55), Texas (38), Nueva York (29), Florida (29), Illinois (20) y Pensilvania (20).

¿Puede un candidato ganar el voto popular y no conseguir la presidencia?

Cada elector representa un voto electoral, y el candidato necesita ganar una mayoría de votos (270 o más) para alzarse con la presidencia.

Sí. Es posible que un determinado candidato sea el más popular entre los votantes a nivel nacional, pero no consiga suficientes estados como para llegar a los 270 votos electorales.

De hecho, dos de las últimas cinco elecciones fueron ganadas por candidatos que tenían menos votos del público que sus rivales.

Elecciones presidenciales de EE.UU

En 2016, Donald Trump consiguió cerca de 3 millones de votos menos que Hillary Clinton, pero ganó la presidencia porque el colegio electoral le dio la mayoría.

¿Por qué se eligió este sistema?

Cuando la Constitución estadounidense estaba siendo elaborada en 1787, una votación popular a nivel nacional para elegir a un presidente era prácticamente imposible, por el tamaño del país y la dificultad de las comunicaciones en la época.

Al mismo tiempo, había poco entusiasmo para permitir que un presidente fuera elegido por legisladores en la capital, Washington. Es por ello que los artífices de la Constitución crearon un colegio electoral, con cada estado eligiendo a sus electores.

Los estados más pequeños apoyaron el sistema ya que les proporcionaba mayor voz que en una votación popular a nivel nacional.

¿Qué ocurre si ningún candidato consigue la mayoría?

La Cámara de Representantes, la cámara baja del Congreso estadounidense, entonces votaría para elegir a un presidente. Esto solo ha ocurrido una vez, en 1824, cuando cuatro candidatos se dividieron el voto electoral, lo que propició que ninguno consiguiera la mayoría necesaria .

Con dos partidos dominando actualmente el sistema político estadounidense, es poco probable que esto ocurra.

Leer nota completa en BBC MUNDO

Bethania García
Periodista
Públicado: domingo, 25/10/2020 - 02:30 AM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *