Bielorrusia y Venezuela, coincidencias políticas de gobernabilidad

Bielorrusia y Venezuela, coincidencias políticas de gobernabilidad

Lukashenko gobierna al país desde 1994 y Venezuela lleva 20 años bajo políticas del chavismo

Bielorrusia y Venezuela, muestran coincidencias políticas de gobernabilidad; Aleksander Lukashenko está en el poder desde 1994 y la nación caribeña lleva 20 años bajo políticas chavistas, donde ambas oposiciones buscan restablecer el orden democrático.

Recientemente, alrededor de 200.000 bielorrusos -según calculó el portal Tut.by  salieron a las a las calles de Minsk, capital del país, para protestar en contra del gobierno de Lukashenko. De acuerdo a las imágenes es una de las manifestaciones más grandes que se hayan registrado en el país.

En este sentido, la multitudinaria protesta opositora tuvo por nombre “Marcha por la Libertad”, mientras que por otra parte se estaba desarrollando una concentración convocada por Lukashenko para medir el poder de sus fieles en la plaza de la Independencia.

Venezuela 2019
Bielorrusia 2020

Sin embargo, el llamado del líder bielorruso quedó lejos de alcanzar a sus opositores; las fuentes oficiales afirman que 65.000 personas acudieron a la contramarcha, mientras que observadores independientes y medios de comunicación locales rebajaron la cifra en unos cuantos miles.

Aspectos sobre la crisis política en Bielorrusia que se comparan con Venezuela

Lukashenko preside Bielorrusia desde hace 26 años. Es el único que ha ocupado ese cargo desde que el país se independizó en 1991. Y el gobernante con más años en el poder en toda Europa. Desde que asumió, tanto sus opositores como buena parte de la comunidad internacional, lo señalan como uno de los últimos reductos autoritarios del continente, violador de derechos humanos.

“Mi posición y el Estado nunca me permitirán llegar a ser un dictador, pero gobernar con estilo autoritario es una característica mía y siempre lo he admitido”, respondió él a esas acusaciones en su contra durante una entrevista en el año 2003.

Mientras que Venezuela estuvo bajo el mandato del fallecido presidente Hugo Rafael Chavez Frías por casi 15 años, tras ganar las elecciones el 6 de diciembre de 1998 con el apoyo de varios partidos de izquierda, convirtiéndose en el presidente más joven de Venezuela.

Falleció de 58 años en el 2013, sin poder asumir lo que sería su cuarto mandato presidencial, luego ser reelegido en octubre de 2012, dejando de delfín a Nicolás Maduro Moros, quien permanece en el poder y le dio continuidad “a su legado socialista”. 

Previous
Next

El 8 de mayo el Parlamento bielorruso convocó elecciones presidenciales para el domingo 9 de agosto de 2020. En este sentido, Lukashenko se presentó como candidato sin problema alguno; mientras que sus opositores enfrentaron numerosos sabotajes.

La diferencia en Venezuela es que buena parte de la oposición decidió no concurrir a las elecciones.

Pocos días después de la convocatoria a elecciones, el precandidato opositor Siarhei Tsikhanouski, uno de los favoritos en los sondeos electorales, fue detenido. La justicia lo acusó de violencia contra la autoridad al producirse un incidente con la policía durante un acto de campaña.

Ante estos hechos, su esposa Svetlana Tijanóvskaya se hizo cargo del liderazgo opositor y logró formar una coalición en torno a su figura para combatir a Lukashenko. Aunque el mandatario desestimó la candidatura asegurando que los bielorrusos “no estaban listos para votar por una mujer” y que la “constitución no está hecha para las mujeres”.

Los resultados oficiales dieron al mandatario 80% de los votos en esas elecciones.

¿Qué pasa en Venezuela? El Tribunal Supremo de Justicia designó un nuevo Consejo Nacional Electoral alegando que el parlamento no contaba con los dos tercios (112 diputados) para elegirlo, este nuevo ente comicial convocó a elecciones legislativas para 06 de diciembre,  avalados por la administración de Nicolás Maduro y rechazada por la comunidad internacional  y la oposición, que, a diferencia de Bielorrusia, buena parte decidió no concurrir a las elecciones, 

Aunado a esto, las directivas de los principales partidos políticos de oposición fueron intervenidas por el máximo juzgado del país, asignado juntas directivas ac hoc que puede hacer uso de sus siglas, eslogan y nombres para participar en los comicios, acción que fue calificada por la oposición como ilegal e inconstitucional.

Después de conocer los resultados a boca de urna, miles de bielorrusos salieron a las calles ya no solo de Minsk, sino de otras ciudades como Brest, para mostrar su disconformidad.

La policía disparó gases lacrimógenos, balas de goma y granadas paralizantes contra los manifestantes. Detuvieron a 3.000 de ellos y en total, desde el inicio de las protestas, ya son 6.700 detenidos.

También, hechos similares pasaron en Venezuela en abril de 2017, donde se registraron fuertes de protestas a nivel nacional en contra de  Nicolás Maduro, originada una sentencia del TSJ en la que declaró en desacato a la Asamblea Nacional, elegida mediante el voto popular en 2015 y único poder del Estado bajo el control de la oposición. Además, de eventos relacionados a la conflictividad política en los meses precedentes. 

Según el Observatorio Venezolano de la Conflictividad Social (OVCS) se registraron durante cuatro meses acreedor de 6.729 protestas, que dejaron 163 fallecidos y miles de heridos.

Luego de sus liberaciones de los protestantes bielorrusos, muchos de los manifestantes aseguran que fueron torturados por las fuerzas de seguridad del Estado, lo mismo sucedió con los detenidos en Venezuela durante 2017. 

Venezuela 2017
Bielorrusia 2020

Tijanóvskaya desapareció por unas horas del ojo público luego de la publicación de los resultados. La candidata opositora había asegurado que permanecería en Bielorrusia para exigir unos comicios “sin manipulación”. Sin embargo, el martes 11 de agosto reapareció en Lituania.

Aunque, Linas Linkevicius, ministro de Exteriores de Lituania, aseguró a The Guardian que Tijanóvskaya estuvo arrestada por las autoridades bielorrusas durante siete horas. 

También su compañera de campaña, Verónika Tsepkalo, hizo lo propio el mismo domingo y se dirigió a Varsovia, donde su esposo, Valeri Tsepkal, buscaba ayuda internacional.

En el caso de Venezuela, desde 2016 – 2020, ha ido en incremento la persecución judicial contra representantes del la Asamblea Nacional. Hoy en día existen alrededor de 24 parlamentarios principales o suplentes en el exilio; además de un número importante de políticos.

El hasta ahora férreo control del poder del gobierno de Bielorrusia empieza a derrumbarse. Varios funcionarios, así como oficiales de policía actuales renunciaron a sus cargos. En varias empresas estatales los trabajadores convocaron huelgas.

Mientras que Nicolás Maduro perdió el respaldo internacional, al juramentarse Juan Guaidó como presidente encargado de la República, y según las encuesta realizada por Datanálisis, solo uno de cada 10 venezolanos valora positivamente a gobernante chavista.

El alto representante de la Unión Europea para las Relaciones Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell, presentó una declaración escrita sobre la situación en Bielorrusia.

“La UE está esperando una investigación amplia y transparente sobre cualquier tipo de infracción. Al mismo tiempo, se tiene que castigar a los responsables”.

Borrell también ha rechazado la convocatoria electoral en Venezuela, alegando que carece de transparencia, y ante esto la Unión Europea no enviará observación internacional. 

Por su parte, el gobierno estadounidense declaró que no aceptaría el resultado de las elecciones por no considerarlas justas y transparentes, lo mismo que argumentó EE.UU ante la gobernabilidad de Maduro, a quien no reconocen como presidente de Venezuela. 

 

Daiana Orellana
Periodista
Públicado: domingo, 23/08/2020 - 08:05 AM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *