«Bacha bazi»: El baile con matices sexuales de la cultura afgana

«Bacha bazi»: El baile con matices sexuales de la cultura afgana

La práctica incluye a niños involucrados en el tráfico, secuestro y explotación sexual

Mientras que las tropas de EE.UU van retirándose de Afganistán, el presidente estadounidense, Joe Biden, necesita encontrar formas para lograr los objetivos políticos estratégicos de Washington en la región. Probablemente logren formas de interactuar con la nación fuera del sector de seguridad, como una mayor diplomacia, desarrollo económico y asistencia educativa.

Entender cómo la práctica de «bacha bazi» se encuentra vinculada con la opresión de derechos de las mujeres, las violaciones a los derechos humanos y la pedofilia será importante para la administración del demócrata, debido a que se crean nuevos puntos de política para la relación entre ambas naciones.

Sin el conocimiento sobre cómo estos problemas afectan a la sociedad y las políticas afganas, legisladores estadounidenses pierden parte del panorama.

Además, es imperativo reconocer la dinámica multifacética del género que afecta a la sociedad afgana y lleva apoyo tanto abierta, como tácitamente a los talibanes en algunas regiones. La naturaleza depredadora y abusiva de algunos hombres en las Fuerzas de Seguridad Nacional afganas (ANSF) y la falta de preocupación del ejército estadounidense socava el apoyo público a la asociación entre EE.UU y Afganistán.

Es en este momento en el que el nuevo gobierno afgano necesita de la financiación estadounidense para intentar mantener una apariencia de estabilidad.

¿Qué es el "bacha bazi"?

«Bacha bazi» es un término que está presente en varios idiomas y se traduce al inglés como “juego de niños”. Si bien el nombre tiene diferentes significados y evoca otros entendimientos a lo largo de su historia, en su base, bacha bazi, involucra a niños que bailan y «entretienen» a un grupo de hombres, generalmente en reuniones grandes como bodas.

Esta práctica tiene más matices en su iteración actual de abuso sexual de niños pequeños, y es importante entender el papel que desempeña en el Afganistán actual, incluso como un factor en el ascenso de los talibanes.

En tiempos pasados, relaciones sexuales transgeneracionales entre personas del mismo sexo entre los jóvenes que bailaban (bachas) y los hombres mayores (bacha baz) eran comunes.

Los talibanes han prohibido y castigado públicamente esta acción cuando llegaron al poder en 1990, pero luego del colapso de su régimen en 2001, cuando los excomandantes islamistas de los días de insurgencia antisoviética llegaron al poder, bacha bazi volvió a ser común en algunas regiones de Afganistán.

A partir de allí, se dieron a conocer secuestros de niños, tráfico y violaciones que recapitulaban el pasado, como el simple hecho de bailar en eventos y reuniones sociales.

La Afganistán más actual, antes de la llegada de los talibanes al poder, el bacha bazi se convirtió en una vía para que hombres ricos o poderosos, sobre todo los involucrados en facciones que formaban parte de la extinta Alianza del Norte y las ANSF, aliados de EE.UU en la región abusaran sexualmente de niños pequeños, usando como justificación el histórico baile.

Aliados de EE.UU implicados en estas prácticas

EE.UU sabe que desde hace tiempo socios de la ANSF se encuentran en dicho ritual. El Departamento de defensa estadounidense estaba al tanto de estas relaciones entre hombres y niños en bases militares en tierra afgana.

Fueron gastados miles de millones de dólares para garantizar que la asociación entre fuerzas estadounidenses y la ANSF tuviera la capacidad suficiente para administrar y mantener la seguridad interna en Afganistán.

En el desarrollo de un plan de asistencia al sector de la seguridad, Estados Unidos pasó por alto múltiples casos de actividad criminal y graves violaciones de derechos humanos, incluyendo el abuso sexual de niños en bases militares.

La naturaleza del bacha bazi en algunas regiones colocó en riesgo la legitimidad del gobierno afgano a los ojos de los civiles y socavó la reputación de Washington y de socios internacionales multilaterales en EE.UU.

Durante las décadas de presencia militar estadounidense en Afganistán, EE.UU ha hecho de la vista gorda ante la insistencia de la ANSF y la Alianza Norte de que la versión actual del bacha bazi es la cultura afgana, cuando realmente utilizan una práctica histórica para abusar sexualmente de niños afganos vulnerables.

Con información de Newlines Institute / Foto: EFE 

Redactor Venepress
venepress.com
Públicado: miércoles, 18/08/2021 - 03:22 PM
Share on facebook
Facebook
Share on linkedin
LinkedIn
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *