Así resuelvo en pandemia: Una maestra

Así resuelvo en pandemia: Una maestra

Norkalys Moreno, de 37 años, contó a Venepress cómo ha tenido que "reivindicarse" ante la crisis

Tres años como inmigrante en Perú, Niorkalys Moreno de 37 años maestra de profesión regresó a su país natal, Venezuela, hace más de 10 meses, en un largo camino en autobús junto a sus tres hijas: Natalia, de 7 años; Noelia, de 5 años; y Eva, de 3 años.

Según narró a Venepress, su regresó al país se motivó a las largas jornadas de trabajo que le demandaba ser maestra en Lima, la capital peruana, donde también pudo ejercer su profesión, la cual le impedía compartir momentos en familia con sus tres hijas.

“Trabajaba más de seis y ocho horas al día, y a mis dos hijas más pequeñas -Nohelia y Eva- las dejaba en el cuidado y cuando regresaba ya era tarde; ya no había mucho tiempo para compartir o recrearnos en familia” comentó en contacto telefónico.

Norkalys Moreno

Aunado a esto, describió lo difícil que fue para su esposo establecerse en Perú, aún teniendo papeles. “Era muy mal pagado”, destacó tras comentar que su pareja tuvo que viajar a Argentina con la esperanza de tener mayor ingreso y en definitiva poder regresarse a Venezuela.

“Volví a ejercer como maestra en mi país”

Niorkalys, maestra de profesión, comentó que al regresar volvió a buscar trabajo como educadora; y efectivamente consiguió en un colegio católico “bastante bueno”, según resaltó. Actualmente está en otra institución, donde recibe un poco más de sueldo.

"No es fácil mantener una familia con los bajos salarios, aunque trabajo para un colegio privado, el ingreso sigue siendo poco (...) sí, es mucho mejor que trabajar para la institución pública, pero en mi caso tengo tres niñas" detalló.

Norkalys Morena
maestra de profesión

La crisis la llevó a innovar por el sustento económico de su familia

En medio de la crisis por los bajos salarios y la pandemia, a Niorkalys se le ocurrió prestar servicio a nivel particular, incluso para los meses de junio, julio y agosto, donde los jóvenes están de vacaciones. 

"Estuve haciendo preparaciones online para estudiantes que estaban en sexto grado que estarían ingresando a la secundaria; diseñé un plan de estudio de mejoramiento estudiantil y trabajé en el área de matemática y comunicación"

Niorkalys Moreno

Estas clases particulares consisten en una hora al día por semana, siendo ella misma quien facilita a sus alumnos los recursos de estudio -guías- , “así es que he podido solventar mi situación económica” puntualizó. 

Al consultarle cómo enfrenta la baja conectividad de internet que presenta el país, la educadora fue enfática al detallar que este factor no ha sido un impedimento para llevar a cabo sus clases particulares.

“Efectivamente hay alumnos que se han quedado sin internet, y me ha tocado dar clases a través de llamada telefónica, tomando en cuenta que el niño esté frente a la guía que yo diseñé”

Niorkalys Moreno

En medio de la conversación, la docente calificó esta situación como un momento de “reinvención” para los educadores, afirmando que algunos colegas no estaban familiarizados con las nuevas tecnologías, pero las circunstancias los ha llevado a “encontrar nuevos códigos y formas de comunicación para que llegue el mensaje”.

Las redes sociales también sirven para motivar a otros

Con mucha alegría, la docente comentó que, en medio de la pandemia creó una cuenta en Instagram @mamadenanoe la cual le ha permitido narrar su vivencia como #Mamádetres niñas.

En esta cuenta comparte contenido de como recrearse en tiempo de pandemia, herramientas que facilitan las clases onlines, además de narrar en post su experiencia como migrante y mamá.

Daiana Orellana
Periodista
Públicado: sábado, 26/09/2020 - 02:54 AM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *