Arrestaron a exgobernadora de Puerto Rico por esquema de sobornos

La exfuncionaria podría enfrentar cerca de 20 años de prisión

La exgobernadora de Puerto Rico, Wanda Vázquez, fue arrestada este jueves tras ser acusada de participar en un esquema de sobornos relacionados con la financiación de su campaña política en 2020.

En el caso también están involucrados un consultor político de la exfuncionaria y el presidente del banco internacional, quienes se declararon culpables de participar en la mencionada trama.

El Fiscal General Auxiliar Kenneth A. Polite, Jr. de la División Criminal del Departamento de Justicia aseguró que “el presunto esquema de soborno llegó a los niveles más altos del gobierno de Puerto Rico, amenazando la confianza pública en nuestros procesos electorales e instituciones de gobierno”.

Conforme la acusación formal, Vázquez está acusada de participar de un plan de sobornos entre diciembre de 2019 y junio de 2020 en el que están implicados un banquero venezolano-italiano, un exagente del FBI, el presidente de un banco y un consultor político.

El consultor, identificado como John Blakeman, y el presidente del banco, identificado como Frances Díaz, se han declarado culpables de participar en el plan de sobornos, según el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

A principios de 2019, el banco propiedad del venezolano-italiano Julio Martín Herrera Velutini era investigado por el Comisionado de Instituciones Financieras de Puerto Rico.

Las autoridades dijeron que Herrera y Mark Rossini, exagente del FBI que brindaba servicios de consultoría a Herrera, supuestamente prometieron apoyo financiero a la campaña de Vázquez en 2020 a cambio de que ella despidiera al comisionado y nombrara a otro elegido por el banquero.

Detalles de la trama

La acusación formal alega que Vázquez aceptó la oferta de un soborno. Entonces, de acuerdo con la acusación, designó a un exconsultor del banco de Herrera como nuevo comisionado en mayo de 2020. Después de esa medida, Herrera y Rossini pagaron más de 300.000 dólares a varios consultores políticos para que apoyen la campaña de Vázquez.

Entonces, de acuerdo con la acusación, designó a un exconsultor del banco de Herrera como nuevo comisionado en mayo de 2020. Después de esa medida, Herrera y Rossini pagaron más de 300.000 dólares a varios consultores políticos para que apoyen la campaña de Vázquez.

Vázquez, Herrera y Rossini están acusados de asociación ilícita, sobornos y fraude. De ser culpables de todas las acusaciones, enfrentan hasta 20 años de prisión. Por su parte, Díaz y Blakeman enfrentan hasta cinco años de prisión, según las autoridades.

Con información de Justicia/Infobae

Deja una respuesta