ANC «leyes constitucionales» y Constitución

ANC «leyes constitucionales» y Constitución

Desde 2015, el Tribunal Supremo de Justicia viene bloqueando la actividad de la Asamblea Nacional

La Asamblea Nacional Constituyente de Maduro (ANC) nació en el año 2017 en medio de un grotesco y fraudulento proceso electoral, donde no había bases comiciales claras, con listas de candidatos que nadie conocía, con dos intenciones claras: minimizar la protesta ciudadana y desmontar a la legítima Asamblea Nacional usurpando sus funciones legislativas.

 

Desde el 2015, el Tribunal Supremo de Justicia viene bloqueando la actividad parlamentaria de la Asamblea Nacional, alegando un supuesto desacato, figura que no existe en nuestro ordenamiento jurídico venezolano (salvo para el caso de la ejecución de los amparos constitucionales, pero esto no es aplicable a un órgano del Poder Público Nacional), y desde 2017, se inventaron la ANC para, como dijimos, hacer un Parlamento paralelo.

 

En ese marco, la ANC se ha dedicado a legislar, esto es, a dictar leyes, lo que es absolutamente contrario a la constitución venezolana. Nuestra carta magna establece en el numeral primero de su artículo 187 que corresponde a la Asamblea Nacional “legislar en las materias de la competencia nacional y sobre el funcionamiento de las distintas ramas del Poder Público Nacional”. Es decir, de manera exclusiva y excluyente, solo la Asamblea Nacional puede dictar leyes, salvo una única excepción, cuando la Asamblea Nacional, también de manera exclusiva y excluyente, autoriza al Poder Ejecutivo a legislar en unas materias determinadas.

 

 

El Poder Público Nacional

Luego, ningún otro órgano del Poder Público Nacional puede dictar leyes. Ni siquiera una Asamblea Constituyente.

 

Según nuestra Constitución, una Asamblea Constituyente tiene un objetivo fundamental: redactar una nueva Constitución. El dictar leyes, insisto, solo le corresponde a la Asamblea Nacional.

 

Todo esto viene a cuento, dada la noticia de esta semana donde Maduro le pidió a la ANC que dictara una “Ley antibloqueo”. Ya la ANC ha dictado otros instrumentos, dándole rango y valor de Ley, como la Ley contra el Odio que está sirviendo de justificación jurídica para perseguir opositores sin fórmula de juicio.

 

Lo que pide Maduro es violar, nuevamente, la Constitución. No tiene la ANC competencias para dictar leyes, no solamente porque la creación de esa ANC no cumplió con los parámetros que establece la Constitución, sino que no tiene competencia para eso.

 

Lo que haga o deje de hacer la ANC, especialmente legislar, podría tener valor y peso político, ser una justificación para la tiranía, pero nunca podrá tener valor jurídico.

 

Twitter: @rojasperezm

Manuel Rojas
Abogado constitucionalista
Públicado: viernes, 02/10/2020 - 04:01 AM
Share on facebook
Facebook
Share on linkedin
LinkedIn
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *