Alexander Zverev vuelve a decepcionar en el Miami Open

El número 4 del mundo se despidió del Masters 1000 del sur de la Florida cayendo en tres mangas con el noruego Ruud en los cuartos de final

Parecía que Alexander Zverev iba lanzado a pelear de lleno por la cima del tenis mundial en noviembre pasado cuando conseguía su segunda corona del ATP Finals (venciendo a Novak Djokovic y Daniil Medvedev consecutivamente en semis y final); sin embargo, nada más lejos de la realidad puesto que el alemán ha vuelto a decepcionar en 2022 y ahora ha caído en cuartos de final del Miami Open a manos de Casper Ruud.

La derrota del número 4 del mundo llegó en dos horas de juego y con parciales de 6-3, 1-6, 6-3 ante un noruego, octava raqueta del ranking, que supo rentabilizar las dos roturas de servicio que tuvo en todo el partido; una durante cada set ganado, en pro de acceder a la penúltima etapa del más prestigioso de los torneos Masters 1000 de la temporada.

Las ausencias de Djokovic, 1 del planeta y Rafael Nadal, 3 del escalafón mundial, hacían presagiar que Zverev tendría todo para cuanto menos luchar por el título en un certamen del cual ya fue finalista en 2018, cuando aún se disputaba en Key Biscayne (sucumbió en tres sets ante el estadounidense John Isner).

Pero la realidad es que Alexander Zverev lo ha vuelto a hacer, tal y como ocurriese en Indian Wells (perdió en segunda ronda), Acapulco (perdió en segunda ronda), Montpellier (perdió en la final) y el Australian Open (perdió en octavos de final) dentro de lo que viene siendo un amargo comienzo de curso para el nacido en Hamburgo.

Cerúndolo continúa soñando

Sin dudas, la revelación del Masters 1000 de Miami tiene sangre argentina y se llama Francisco Cerúndolo, primer hombre en conseguir su pase a las semifinales de la presente  justa, donde le espera el propio Ruud.

El número 103 del mundo se benefició de unas ampollas en los pies del italiano Jannik Sinner, que hicieron que el noveno favorito abandonase el match cuando se encontraba abajo en la manga inicial 4-1 después de 23 minutos de acción.

Está siendo un Miami Open de ensueño para el tenista bonaerense, luego de cargarse en su estreno absoluto del torneo al neerlandés Tallon Griekspoor y dar campanadas consecutivas ante la esperanza local y decimosexto favorito Reilly Opelka, el experimentado francés Gael Monfils y el también norteamericano Frances Tiafoe en octavos de final, previo a su choque frente a Sinner.

Incluso, estas semifinales son el mejor resultado del argentino en 2022, igualando la etapa alcanzada en el ATP 500 de Río de Janeiro, en febrero. Además, Cerúndolo es el primer gaucho que se cuela entre los cuatro mejores en Miami desde Juan Martín Del Potro en 2018.

“Estaba preparado para un buen resultado, pero no sé si tan rápido”, reconoce Cerúndolo al portal oficial de la ATP. “Es el mejor tornero de mi vida y creo que mi juego se adapta bien a las canchas duras y estoy con mucha confianza”.

Pegula, la gran esperanza norteamericana

32 tenistas de nacionalidad estadounidense, repartidos en 16 hombres y 14 mujeres, iniciaron el cuadro principal del Miami Open 2022, de los cuales un solo nombre se mantiene en pie: Jessica Pegula.

En efecto, Pegula se ha puesto la capa de heroína del tenis norteamericano dentro del prestigioso certamen del sur de la Florida, donde este miércoles se ha metido en semifinales por primera vez tras el abandono por lesión de la española Paula Badosa, quinta favorita, cuando el marcador sonreía a la local 4-1 en la primera manga.

Para la raqueta de 28 años, esta penúltima etapa a la cual llega en el WTA 1000 estadounidense ha sido su mejor registro de una irregular temporada en la que acumula hasta la fecha siete victorias en 13 partidos, con menos de 600 mil dólares en premios.

“Estoy haciendo un tenis realmente limpio en Miami. Me siento muy cómoda en esta cancha y quiero seguir esta línea”, expresó la neoyorquina a la web de la WTA.

De ese modo, no han sido Daniele Collins, novena preclasificada, ni Coco Gauf, decimacuarta siembra; tampoco Sloane Stephens, ganadora de Grand Slam, o Madison Keys, finalista de majors, quienes han llevado la bandera de las barras y las estrellas a lo más alto en el Hard Rock Stadium durante la actual edición, ni mucho menos en hombres Taylor Fritz, reciente campeón en Indian Wells, Reilly Opelka o John Isner, único nativo en conquistar este Masters 1000 durante la última década. La gran esperanza estadounidense en Miami se llama Jessica Pegula, quien enfrentará el viernes a la polaca Iga Swiatek, segunda favorita y verduga de la checa Petra Kvitova cortesía de un doble 6-3, por el boleto a la fase decisiva.

Redactado por John Griswold

Lea también – VOA: El aumento de producción de Chevron en Venezuela está “en el congelador”

Share on facebook
Facebook
Share on linkedin
LinkedIn
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja una respuesta