Afganistán: El fin de la guerra más larga de Estados Unidos

Afganistán: El fin de la guerra más larga de Estados Unidos

El controversial proceso de retiro ha llevado consigo cientos de vidas entre ciudadanos afganos y militares estadounidenses

Estados Unidos completó este lunes la salida de su grupo militar de Kabul, en un caótico proceso que dejó cientos de muertos y que fue motivado por el ascenso del grupo talibán en el poder.

Este histórico proceso de evacuación se dio luego de 20 años de guerra del cual el mandatario Joe Biden puso fin regresando a casa a la tropa estadounidense, una decisión que se ha tornado polémica para muchos y que ha sido apoyada y detractada al mismo tiempo.

En materia logística, el último avión militar despegó de la capital afgana a las 3:29 de la tarde, hora de Venezuela y a las 11:59 de la noche en la hora de Kabul. Justo un minuto antes del martes, día planificado para la retirada final.

¿Quién fue el último militar en dejar Afganistán?

En una imagen que dio la vuelta al mundo, el mayor general Chris Donahue, quien es comandante de la 82 División Aerotransportada de las Fuerzas Armadas, se marcó el fin de 20 años de presencia militar estadounidense en el territorio de Oriente Medio.

“El último militar de Estados Unidos abandona Afganistán”. Esta fue la frase con la que el Departamento de Defensa a través de su cuenta en Twitter puso fin a una importante y prolongada etapa en la historia geopolítica mundial.

Las intenciones de retirada no comenzaron con Biden

Aunque el actual presidente estadounidense puso la guinda sobre el pastel a la retirada de tropas, Donald Trump inicialmente había puesto la propuesta sobre la mesa. Sin embargo, las condiciones atribuidas al crecimiento del grupo talibán en el territorio y la posible inestabilidad que eso crearía hicieron desistir al expresidente de esa posibilidad.

Durante un discurso en agosto de 2017, Trump finalmente reconoció que no podía retirar las tropas, ya que las condiciones hacían de esta posibilidad algo imposible, aclarando que por la situación en el país las tropas iban a actuar conforme fuesen ocurriendo las cosas.

Pero con el pasar de los años más hechos violentos se fueron suscitando en distintas regiones de Afganistán, y ante un ataque en Kabul donde murieron decenas de civiles, hizo que Trump abandonara las conversaciones de paz que tenía prevista con el grupo fundamentalista en 2019.

Finalmente en febrero de 2020 se llegó a un acuerdo  para iniciar el proceso de evacuación estadounidense, pero a cambio de garantías de que los talibanes reducirían la violencia en el territorio y romperían relación con grupos terroristas; no obstante, esas expectativas no se cumplieron.

No fue sino hasta que Biden tuviera el mandato que dio luz verde para el inicio de la evacuación que inició en 2021 a medida que las fuerzas talibanes se adentraban y conquistaban territorios de las provincias afganas hasta el 14 de agosto, cuando comenzaron a tener el control de la capital.

¿Cómo transcurrió el proceso de evacuación?

Los ojos del mundo han quedado puestos en Kabul en las últimas dos semanas. La huida del expresidente Ashraf Ghani junto a toda la comitiva gubernamental afgana envió un importante mensaje de control por parte de las fuerzas talibanes y una escalada de violencia en medio de un proceso de retiro que necesitaba acelerarse.

Aunque Biden había previsto que se completaría la evacuación en paz, cientos de vidas se perdieron a cambio. La sorpresiva aparición de la facción del Estado Islámico, ISIS-K, protagonizó el hecho más violento, en el que realizaron un ataque suicida en los alrededores del aeropuerto de Kabul el pasado jueves que acabó con casi 200 personas, incluidos 13 soldados estadounidenses.

Esto provocó una reacción del gobierno norteamericano, y el domingo respondieron con un ataque con dron en una de las bases del ISIS-K, que dejó par de muertes de sus integrantes.

El lunes se conoció que Estados Unidos había neutralizado un ataque que se dirigía al aeropuerto con cinco cohetes lanzados desde un vehículo civil que sirvió como base para esos proyectiles. De ese intento de ataque no se reportaron víctimas fatales.

Finalmente, cuando se fue el último avión C-7 en el que se fueron los últimos militares los talibanes asumieron el control del aeródromo y la situación de los ciudadanos estadounidenses y afganos aliados que quedaron aún se mantiene en vilo, a pesar de las intenciones de Biden por sacar a los ciudadanos restantes.

Foto: EFE

Redactor Venepress
venepress.com
Públicado: martes, 31/08/2021 - 02:27 PM
Share on facebook
Facebook
Share on linkedin
LinkedIn
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *