Acción Democrática sigue siendo joven: en homenaje a sus 79 años

Acción Democrática sigue siendo joven: en homenaje a sus 79 años

AD cumple setenta y nueve años el próximo domingo. Junto con el Partido Comunista, la tolda blanca es la organización política con más años en Venezuela

Fue un 13 de septiembre de 1941, desde el Nuevo Circo de Caracas, cuando el maestro Rómulo Gallegos dijo: “Acción Democrática no ha venido a dividir este campo (el democrático) -en el cual, dicho sea de paso, hemos sido los primeros en presentarnos legalmente organizados-, ni con ánimo intransigente ni apetencias personalistas, sino que por lo contrario está abierta, de par en par como las puertas cordiales, para todos los demócratas venezolanos que quieran reforzar sus filas de buena voluntad con la mejor que les anime y con la añadidura utilísima de talento que les adorne y de la preparación que se haya conquistado. Para todos y muy especialmente para aquellos que ya han librado sus batallas por nuestra democracia, por la recta aplicación de nuestras instituciones, por el respeto debido a los derechos del ciudadano, por el honesto desempeño de la función administrativa y revestidos así del honor de sus sacrificios se han conquistado la confianza y el aprecio público”.

 

Fue ese mismo día, hace setenta años, donde Rómulo Betancourt dio uno de sus más recordados y encendidos discursos. Ahí esbozó la importancia de los partidos políticos para la democracia. Y el tiempo le dio la razón: setenta y nueve años después, sumidos en el más grosero de los ataques contra los principios democráticos por parte del régimen de Maduro, Acción Democrática se ha mantenido firme en la lucha por la defensa de la institucionalidad democrática, por el retorno de las libertades civiles y el progreso económico y social, con una sólida y aguerrida fracción parlamentaria, con una estructura partidista plena, llena de vigor, con una dirigencia juvenil modelo, y una decidida actuación en defensa de la Unidad como valor político, acompañando a la legítima Asamblea Nacional y al presidente Guaidó.

 

 

Parte de nuestra historia

Acción Democrática ha venido escribiendo buena parte de la historia venezolana. Sabe lo que es luchar, desde la legalidad y la clandestinidad, contra autoritarismos. Los adecos han conocido la cárcel como Alberto Carnevalli o Isabel Carmona de Serra, el destierro como Betancourt, Leoni y tantos otros, han dejado vidas de por medio como Leonardo Ruiz Pineda, asesinado por las fauces de la dictadura perezjimenista o Evangelina Carrizo, caída en el gobierno chavista. Esto hace de los adecos los más experimentados en la batalla política contra la tiranía.

 

En setenta y nueve años, los adecos han tenido grandes aciertos y grandes errores. Lo importante es que se ha demostrado que han aprendido de ello. Hoy día, Acción Democrática puede ver hacia adelante con orgullo, a sabiendas que su historia es mucho más que las faltas. La mayoría de las obras fueron creadas en gobiernos blancos: hospitales, escuelas, carreteras, autopistas, centrales eléctricas, represas… hay una gestión que mostrar, unos hechos innegables.

 

Con setenta y nueve años a cuestas, Acción Democrática sigue siendo un partido joven, ya que es la que activa la chispa y vigor a la política venezolana. La llamada maquinaria adeca sigue siendo una leyenda y una realidad, maquinaria que está lista para cuando logremos que en Venezuela haya elecciones libres, una maquinaria que no se presta a fraudes como los del 6 de diciembre.

 

 

El robo de la tarjeta

A pesar del ataque del régimen, que cobardemente robó la tarjeta de Acción Democrática para que unos agentes del madurismo la manejaran y se prestaran al fraude electoral de diciembre, la organización adeca sigue firme al lado de su secretario general Henry Ramos Allup. Los traidores al Partido no han conseguido fracturar la unidad interna partidista. Unieron, más aún, a los adecos alrededor de su verdadera dirigencia.

 

Rómulo Betancourt, hace setenta y nueve años, dijo unas palabras que son perfectamente aplicables hoy día: “Nosotros, los hombres de Acción Democrática, partido afirmativo y con fe en las reservas de la nacionalidad, decimos que Venezuela no está perdida. Puede salvarse, debe salvarse y se salvará. Su situación difícil será corregida, si en los hombres y en las mujeres de este país -los que están en el gobierno y los que estamos en la oposición- se afirma el sentido de la responsabilidad hacia la tierra donde nacimos, y nos empeñamos todos en hacerla tramontar la crisis económica y fiscal que la agobia, y la ayudamos a salir de ella fortalecida”.

 

Twitter: @rojasperezm

 

Manuel Rojas
Abogado constitucionalista
Públicado: viernes, 11/09/2020 - 08:01 AM
Share on facebook
Facebook
Share on linkedin
LinkedIn
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *